Argentina: Conoce la historia de los airbags

TraveLatam-Argentina: conoce la historia de los airbags

A partir de 1994 este sistema de seguridad se incorporó de serie en la mayoría de vehículos de la firma Mercedes-Benz

 

Hace ya 36 años que Mercedes-Benz incorporaba a sus coches un invento que cambiaría la historia de la automoción.

A partir de 1981 en la industria automotriz se inició una transformación muy profunda en materia de seguridad gracias a la incorporación de los airbags, elemento que en la actualidad es indispensable en cualquier vehículo.

 

A pesar de que su nacimiento fue hace 36 años, el desarrollo de este elemento que protege a los automovilistas se produjo en 1950, sin poder conseguir el nivel de progreso necesario para que fuera producido en serie. En 1967 la idea fue retomada, pero los ingenieros tuvieron que hacer frente a gran cantidad de desafíos: desde los sensores hasta la generación del gas, sin olvidar el tejido del propio airbag.

 

Tras realizar diversas valoraciones, se concluyó que la solución idónea era una bolsa de tela que pudiera hincharse en milisegundos con la ayuda de un dispositivo pirotécnico en caso de producirse un accidente. En 1971, Mercedes-Benz se hizo con la patente DE2152902 C2 para el airbag que, finalmente, apareció en 1981 en un vehículo de fabricación en serie: el Clase S.

 

A partir de ese momento, este elemento, junto con los cinturones de seguridad, ha salvado muchísimas vidas; también ha sido la causa de una reducción notable del riesgo de lesiones en el pecho y la cabeza.  A causa de su gran eficacia, la empresa alemana entendió que lo mejor era que este elemento fuera integrado también a los pasajeros. De este modo, en 1987 aparece, también en el Clase S, el airbag para el acompañante. Más adelante, a partir de 1994, este sistema se convierte en un elemento de serie en la mayoría de los vehículos de esta firma.

 

Siguiendo la evolución del airbag, las innovaciones no se hicieron esperar. En 2001 hizo su aparición la bolsa lateral de cabeza/tórax; en 2009, el airbag de rodilla y el de tórax/pelvis; y en 2013, el que se combina con el cinturón de seguridad, así como los que se adaptan a la gravedad del impacto y a la posición del asiento. De este modo, los vehículos se encargan de la protección de sus usuarios con un sistema actual de hasta 12 airbags.

 

No se debe olvidar que los airbags son elementos de seguridad, uno de ellos, y no pueden sustituir a los cinturones de seguridad. Es muy importante el uso correcto de todos los elementos de seguridad cuando se conduce, es clave para evitar lesiones o accidentes mortales.

 

Fuente: Agencia Ona