Taxis y autobuses exigen ser dispensados de la subida del diésel

EtrasaFTP:taxis y autobuses exigen ser dispensados de la subida diesel

Reclaman ser retribuidos con gasóleo bonificado para aplacar la subida de precios

 

El incremento de la fiscalidad del diésel proyectada por el Ejecutivo tendrá un efecto directo en el bolsillo de algunos colectivos como los conductores de autobuses o los taxistas. De esta subida, retomada del presupuesto alternativo que el PSOE introdujo el abril pasado, únicamente se librarán los transportistas y los agricultores, que son los que cuentan con acceso al gasóleo profesional.

 

Confebús (Confederación Española de Transporte en Autobús) exige que si llega a buen término esa subida de la fiscalidad sean compensados a través de gasóleo profesional; el presidente de la Confederación, Rafael Barbadillo, remarca que “esta recomendación del Ejecutivo pretende impulsar una movilidad más sostenible y eficiente, pero lo que haría es penalizar al autobús, que ya hace una importante aportación al desarrollo de una movilidad sostenible y una sustancial contribución a las arcas públicas, que se eleva a más de 1.000 millones de euros”. Asimismo subraya que, al ser un transporte colectivo, el autobús ayuda a disminuir la congestión y la contaminación que causa el tráfico en las ciudades y carreteras; recalcando que “cada autobús puede sustituir entre 14 y 30 vehículos”.  

 

También la Asociación Gremial de Auto Taxi de Madrid hace mención al hecho que los taxistas también se ven perjudicados y demandan, como en el transporte, ser exonerados a través de una compensación con gasóleo profesional. A pesar el esfuerzo realizado por la renovación de las flotas, gran parte del parque de taxis que transitan por Madrid continúa circulando con gasóleo: de los 15.723 vehículos censados, 10.175 utilizan este carburante, lo que significa un 65%. Este porcentaje puede ser extrapolado a otras ciudades que dispongan de una gran flota de taxis.  

 

El sector de los autónomos también ha solicitado que se les dispense de la próxima subida. Los cálculos realizados por la ATA (Federación Nacional de Autónomos) encumbra la cifra de afectados a 200.000 profesionales, entre los cuales se incluyen 40.000 taxistas, 20.000 repartidores, 25.000 agentes comerciales y miles de conductores de ambulancias o de autobuses. Desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) se valora el sobrecoste anual para este colectivo por el alza del diésel en unos 2.100 millones de euros.

 

Fuente: elpais.com