Un nuevo ROTT sin grandes cambios para 2018

EtrasaFTP: un nuevo rott sin grandes cambios para 2018

Algunas de las innovaciones están relacionadas con la flota mínima, el formato de los exámenes de competencia profesional y la pérdida de profesionalidad

 

Entre marzo y mayo de 2018 está previsto que se publique el nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) que, en estos momentos, se encuentra en las últimas fases de su reforma. Esta información ha sido ofrecida por el director general de Ordenación y Normativa de la Dirección General de Transporte Terrestre, Emilio Sidera, durante la celebración del V Foro de Transporte Intermodal.

 

El esbozo de esta norma está en la actualidad en la Secretaría Técnica del Ministerio de Fomento, órgano que se encarga de recoger la opinión de los diversos Ministerios que tienen voz en la elaboración de esta norma sobre el proyecto para que quede plasmada en su redacción definitiva.

 

Cuando se hayan recopilado todas las opiniones y se hayan incorporado al borrador del ROTT después de la correspondiente negociación en su caso, el proyecto pasará al Consejo de Estado para que se dictamine si la norma se puede incorporar al ordenamiento jurídico español sin ningún tipo de dificultad.

 

El Ministerio de Fomento no tiene previsto que este borrador, que ya es conocido por las asociaciones de transportistas, sufra ninguna alteración esencial; tras el visto bueno del Consejo de Estado, el Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres será publicado de manera oficial en el Boletín Oficial del Estado (BOE) entre marzo y mayo del próximo año para que pueda entrar en vigor el próximo verano.

 

Según explica Fomento, este nuevo ROTT servirá para incrementar el nivel de profesionalización del sector del transporte por carretera, impulsar la estructura empresarial del sector y desarrollar la transparencia y la seguridad jurídica del mercado español del transporte.

 

Entre las innovaciones propuestas en la norma destaca el mantenimiento de la flota mínima, a pesar de la oposición tanto de la Unión Europea como de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ya que, en este aspecto, Fomento piensa que está llevando el agua a su tejado y que, de este modo, la condición de contar con tres camiones para tener acceso al mercado de camiones continuará existiendo tal y como se propone en el borrador o con algún pequeño cambio que consiga que aparezca también en el Paquete de Movilidad de la UE.

 

En relación a esto, desde el Ministerio de Fomento está previsto que se mantenga el mínimo de tres vehículos para todas las empresas, sin que en ningún momento pueda disminuirse, con un régimen transitorio para que la totalidad de las empresas del sector lo cumplan.

Inclusive para la transmisión de empresa será imprescindible llegar al límite de los tres vehículos, en caso que la empresa adquirida no lo haya alcanzado ya.

 

De la misma manera, el ROTT fomenta la administración electrónica en el transporte, con los visados de oficio y la desaparición del documento físico de las tarjetas de transporte, hecho que, tal como explica Emilio Sidera, constituirá un gran cambio cultural.

 

Por otro lado, el Reglamento también traerá la creación de la figura del gestor de transporte con unas competencias muy amplias y un perfil directivo que lo transforman en el máximo responsable de que la marcha de la empresa de transporte se lleve a cabo siguiendo las normas legales.

 

Así mismo, en este nuevo ROTT también se variará de manera profunda el formato de los exámenes de competencia profesional con la finalidad de homologarlos, en contenido y en nivel de dificultad, en toda España, además de crear una batería de preguntas tasadas, de forma parecida a la de los exámenes teóricos de los permisos de conducción.

 

La pérdida de la honorabilidad de forma automática en 27 infracciones diferentes o al acumular tres infracciones en un año de otras 46 tipificadas por cada copia de autorización de transporte es otro de los aspectos con innovaciones. En este sentido, si se pierde la honorabilidad se anula de manera automática las autorizaciones de transporte y la inhabilitación para el ejercicio de transportista durante un año.

 

De forma complementaria, se prevé la transformación de la totalidad de las autorizaciones de tipo MDL en autorizaciones MDP, de conformidad con la regulación europea.

  

Fuente: cadenadesuministro.es